MADRID DE MIL COLORES

Siria, Rusia o Ecuador
Todas sus gentes llegan,
a un Madrid integrador.
Ríen, curran, crían y sueñan.

Senegal, Bangladesh o Perú.
Hay un sitio para todos.
Piensa que podrías ser tú
el que emigrase a otros recodos.

Osvaldo y Paz son tus vecinos,
Haz con ellos más ciudad.
También con tu compañero chino,
el que sonríe sin parar.

No hay más requisito.
Vivir bajo este mismo cielo.
Ser un ciudadano exquisito.
¡Eso te hace madrileño!